¡NO TE SUELTES!

 

Vicente F. de Bobadilla

 

¡No te sueltes! Le habían avisado mucho tiempo atrás. Pero él se había distraído -sólo un momento- y había dejado ir su mano de la de la niña que tenía delante.

Se vio entonces arrojado a un tenebroso mundo donde pasaría el resto de su vida. En él se enfrentó a amenazas más negras que los brujos más malvados y los más fieros dragones. La magia no existía, y las ilusiones quedaban casi siempre cercenadas por la realidad y el paso del tiempo. Aprendió por las malas que a ese proceso lo llamaban madurar.

Ese mundo era el mundo real, y allí estaba prohibido creer en los cuentos.

La fila le quedaba cada vez más lejana en el tiempo. Cuando se dio cuenta de que ya nunca lograría volver a ella, lo que hizo fue luchar para que sus hijos se soltaran lo más tarde posible. Les leyó cuentos desde antes de que empezaran a hablar o a comprender. Aprendió a actuar y gesticular para aumentar el dramatismo y la emoción. Vio cómo la fantasía entraba en sus infancias, les vio maravillarse como él en su día se había maravillado.

Algún día, como le pasó a él, terminarían soltándose a pesar de todas las precauciones. Pero eso no se podía evitar.

Lo importante era asegurar que nunca faltaran niños en la fila.

 

© Vicente F. de Bobadilla relato y fotografía.
 
Más información sobre el autor, que ha formado parte del Jurado de los concursos de ePRIZES en repetidas ocasiones.

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la utilización de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies