El ocio divino

El ocio divino

EL OCIO DIVINO   Ana Pérez Cañamares   No hay nada que hacer aquí. Es eterno el día de la creación. El carbón de la cocina conoció a los dinosaurios. Por la ventana diviso un potrillo que mira por vez primera las ramas del avellano. Todo cruje de tan vivo:...

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la utilización de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies