Todos los días de Feria, durante los últimos setenta y seis años, haciendo lo mismo. Incansable, de once de la noche a ocho de la mañana, coloca cuidadosamente sus libros en primera fila en todas y cada una de las casetas.

Los libreros, los editores e, incluso, los guardias de seguridad saben perfectamente de quién es obra semejante trabajo, pero nadie dice nada. ¿Quiénes son ellos para llevar la contraria a una de las glorias de las letras españolas?

Así que lo único que hacen, cuando ven que acaba su recorrido cerca ya de la calle O’Donnell, es tomarle del brazo, acompañarle Paseo de Fernán Núñez abajo, girar por el Paseo de Uruguay y ayudarle a subir a su pedestal. Una vez sentado en él, y pese al calor, le tapan las piernas con su manta de piedra y le dicen: “Descanse, don Benito. Descanse”.

Después, al igual que todos los días de Feria de estos últimos setenta y seis años, vuelven a poner las cosas en su sitio.

 

Koldo Concejo

Primer Premio, III Concurso ePRIZES de Literatura Instantánea

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la utilización de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies