DE LO MÁS NORMAL

 

Digan lo que digan, a veces el hábito hace al monje. En la librería “Artimaña”, los personajes de todos los libros que hay en su interior tienen una treta, una artimaña para salirse de la caseta mientras todas las demás permanecen cerradas. Normalmente regresan a tiempo para que sus dueños no se percaten de su ausencia, pero a veces lo hacen tan precipitadamente que se confunden de libro. Por eso no te extrañe, si compras allí el cuento de Caperucita, encontrarte a uno de los tres cerditos durmiendo plácidamente en la cama de la abuelita: suele pasar.

 

José Manuel Dorrego Sáenz

Finalista, III Concurso ePRIZES de Literatura Instantánea

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la utilización de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies