…y salí pronto de casa para escapar del calor y dar un paseo por El Retiro.

Una vez se abrieron los stands fue como si de repente hubiera aparecido una muchedumbre de la nada, todo se llenó de gente de un segundo a otro. Por ese tipo de cosas, Madrid me parece una ciudad mágica.

Comencé a recorrer todos las casetas desde el final al principio, de la misma forma que mi madre lee las revistas. Buscaba un libro en particular, uno que quería regalarle a mi padre (y de paso, leerlo yo también).

Después de caminar por toda la feria, y de ver los extraños títulos e infinitas temáticas, distinguí a una de las personas por las que más admiración profeso.

Un periodista intrépido y sincero al que siempre quise conocer. Después de acercarme a él, y no poder comprar su libro por cuestiones económicas (me había gastado mi ajustado presupuesto en el libro de mi padre), me dirigí hacia casa. De camino quise escribirle un twit, disculparme por no haber podido adquirir su libro, y así lo hice.
Su respuesta está en la foto.

 

miFLM15 tuit

 

 

Brezo Álvarez Lozano

 

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la utilización de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies