AUDIO DE VOZ:

 

TRANSCRIPCIÓN:

Atraviesas la puerta la puerta de Alcalá y sabes que aún estás perdido.
Preguntas: ¿Y los libros? ¿Y los poetas, novelistas y mis amigos?
Buscas tus sueños, sigues al gentío, pero quienes no están hechos de palabras no siguen tu camino.
Atisbas las casetas y vas acelerando el paso. Llevas contigo mil páginas de cuentos apretadas en los brazos.
Ves al fin la senda blanca y sientes tus latidos, pero en un alba temprano aún no ha florecido.
Así que caminas y haces tiempo disfrutando del Retiro, rozas con la mirada los números elegidos
Marcas en tu lista nombre, lugar y horario, intentas decidir si hacer cola en este o en otro lado.
De pronto oyes un ruido, procede de un hombre que con aire distraído está tratando de abrir su puesto sin ningún atino.
Y sonríes al imaginar a cientos de personajes confundidos, llorando y rogando en la mente de este autor por convertirse en sus favoritos.
Acortas la distancia ya tranquilo. Ves la pluma tintada y lanzas un suspiro.
Tiemblas levemente y te preparas para el rito: “Disculpe usted, señor. ¿Podría firmarme el libro?”

Alba Rico Barro

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la utilización de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies